Anuncios

#Acapulco, una perla de atardeceres

Pocos sitios en el mundo igualan a la belleza del Pacífico Mexicano, ¿por qué? Pues, en cada uno de sus puntos, la imponencia de los paisajes naturales asoma de manera diversa, combinando el celeste mar con selvas, desiertos, montañas o praderas. Además, la cultura propia de cada región, le agrega una indescriptible magia al entorno. Si estás pensando en tomarte unos días de descanso o diversión, definitivamente hacia el sur se encuentra tu destino, Acapulco.

¿Y qué te parece visitar Acapulco? La Perla del Pacífico lo tiene todo, y desde hace varias generaciones viene enamorando a viajeros de todas las latitudes que buscan allí desconectarse de la rutina. Restaurantes, bares, hoteles de todas las categorías, centros de compras, parques, y un sinfín de propuestas turísticas encontrarás allí.

Pero si hay un espectáculo que maravilla de principio a fin, sin decepcionar, y que tiene lugar los 365 días del año, es el atardecer. Los paisajes costeros, que ya de por sí son encantadores, comienzan a variar de tonos desplegándose en el cielo y en el mar, una acuarela interminable.

¿A quién no le gustaría ver el sol caer tras el Pacífico, sentado en las finas arenas de Acapulco? En Playa la Condesa, dentro de la Zona Dorada, verás cientos de jóvenes a la espera de este suceso, bebiendo cócteles tropicales y disfrutando de este paraíso mexicano. Sobre el mar, algunas motos acuáticas circulan de un lado a otro, por entre las chispas que parece generar en el agua el sol cuando se está por ocultar.

Las tonalidades rojizas y naranjas se ven mucho más bellas en playas alejadas, claro está, ¿por qué? Pues, no hace falta más que llegar hasta Pie de la Cuesta o Barra Vieja para notar la armonía perfecta entre los colores, los sonidos de la naturaleza, y la serenidad que se aprecia en estos sitios. Los amantes del ecoturismo, y quienes buscan relax y descanso, no pueden dejar de vivir esta experiencia.

Sin lugar a dudas, hay un Acapulco para cada viajero. Diferentes atracciones hacen que sea un destino que satisface todos los caprichos. Ahora sí, absolutamente todos merecen presenciar ese fenómeno tan bello que ocurre cuando se oculta el sol, y la noche gana espacio en el cielo. El crepúsculo hipnotiza, y mucho más cuando el marco es el Pacífico y las costas de Guerrero ¡A disfrutar!

Anuncios

Deja un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: