Anuncios

Allí se hacen desde 1934 los famosos clavados realizados por jóvenes del puerto que en ocasiones lo escalan con una antorcha encendida. Su peligro radica en que el clavadista debe calcular el momento en que la ola haga que el nivel del mar sea más alto, ya que de lo contrario sería una muerte segura debido al impacto contra las rocas del fondo, situadas a poca profundidad cuando baja el nivel del mar debido al oleaje. La Quebrada se formó debido a que en 1934 dinamitaron parte del cerro y así se formó un paso que sirve para llegar a los acantilados.

En una de las paredes del acantilado hay un camino con barandal, y un restaurante, además de un mirador, desde donde se puede ver a los clavadistas, incluso a pelícanos haciendo lo mismo para atrapar peces.

En este sitio se realiza el Campeonato Mundial de Clavados de Altura, el cual lleva el nombre de Raúl García “el chupetas” como reconocimiento a uno de los clavadistas más destacados de este lugar. También se desarrollan los clavados de exhibición, con diversos grados de dificultad y una ronda de clavados sincronizados.

 

ACANTILADO

La Quebrada es un acantilado de 35 metros que se ubica en la parte antigua de Acapulco. La vista de los atardeceres desde ahí es espectacular.

 

1ER. CLAVADISTA 

El primer clavadista que se lanzó de La Quebrada fue Roberto Apac Ríos, quien tenía 11 años de edad.

 

DISCIPLINA 

En esta disciplina se debe iniciar desde pequeños, entre los 12 y 16 años.

 

CAMPEONATOS 

Los Clavadistas de la Quebrada han representado a México en campeonatos mundiales y exhibiciones en cuatro continentes desde los años 50.

 

TETRACAMPEÓN 

Ricardo Vega Moreno es el único tetracampeón: 1967, 1968, 1975 y 1980.

 

EL SHOW 

En el show de las 22:30 horas, los clavadistas se lanzan al vacío con una antorcha en mano.

Anuncios

Deja un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: